Asunto Impreso

Antropología sin recetas

Una farmacia, un grupo de empleados, un jefe, una jornada laboral entera. Los vínculos en ese microcosmos cerrado y la percepción de lo exterior que tienen los personajes –un afuera decadente y amenzante– le bastan a Marcelo Guerrieri para captar y transmitir, sin grandilocuencia, con sutiles pinceladas de cotidianidad, un cluma de época y una estratificación social.

Galería